MONOS IMITADORES

 

Que tu inteligencia

baje al barro,

y que barra todos

los pájaros

que quisieran

echar a volar.

Que elimine

cualquier resquicio

que quede en los demás.

Y que destruya

el aire, comprimido

y benigno,

para no dejarnos pensar.

Que haga todo eso;

que se vuelva cuerdo

el loco,

y los planos

hundidos.

Que lo hagan,

que al fin y al cabo,

es lo moderno

desde tiempos pasados.

20181127_094717-01

Anuncios

“PEREZA”

La raya en medio,

cada vez más abierta,

dejando entrever las ideas.

Y las piernas peinadas

para que el viento

se quede

fuera de juego.

Las rodillas arraigadas

con la meta

de echar

por la cueva

todas las palabras.

Los hombros a la distancia

que hay desde la Tierra

hasta la salida

de la Vía Láctea.

Y entre medias,

todas las medias tintas

que supuran y calientan

lo que las rodean.

Pero sobre todo eso,

sobre todo,

adorna el panorama

la pereza.

GUERRA DE FUEGOS

Érase una faz

de la apariencia,

y otra muy distinta,

de las vivencias.

Bien, la primera

emitía un sonido

de lo más tranquilo.

Siempre asintiendo,

mas jamás certero.

Siempre a medias,

nunca hacia extremos.

Y la segunda, mientras,

quemábase por dentro.

Ardiendo, siempre ardiendo,

sin dejar saberlo.

Ni siquiera el propio cuerpo

tenía constancia

de la gran abundancia

de esta llama.

Y claro es que así,

sin conciencia,

iba abriendo

una herida abrasada

en las hormigas y pisadas,

hasta que un día

se hartaron y salieron.

Bueno, en realidad esto

aún no ha pasado.

Pero seguimos ardiendo

y alguna vez de poco dentro

saldremos e incendiaremos

a quienes brujas, débiles

y más nombres nos llamaron,

y sin derechos nos quisieron.

Y todo porque equilibrarnos

ellos prohibieron,

y además a estas alturas

apagarnos

sigue siendo su fuego.

IMG-20181202-WA0036-01

MIL DESTELLOS

Ya se va notando

la iluminación

de todas las calles

de nuestra Madrid.

Luz blanca y azul,

lucecitas miles

bailan a mi son

y al son de los sones

de todos los grandes

rojos corazones.

El ambiente se descarga

de las mil y una tensiones;

y se carga de las ganas

de brillar, e iluminar

a todos los que conocen.

Así, el polvo mágico

de los mil colores

refleja el brillo

de los brillantes humores,

que cuando asoman estas fechas

suelen reducirse

a miles de preciosos olores.

Hijos, Madres, Padres,

Abuelos, Primos, Sobrinos,

Tíos, Cuñados, Suegros,

Parejas y montones

de distintas relaciones,

cercanas o no, se reúnen

a la mesa de los millones.

Los millones de miles de recuerdos,

conversaciones,

villancicos y canciones

de todo tipo. Para gustos los sabores.

Turrones y compras,

mazapanes, polvorones,

y calientes platos de mil años

de tradiciones.

Claro, y amigos invisibles,

calcetines y regalos,

en forma física,

etérea o de abrazo.

En definitiva,

mis fiestas preferidas

por miles de razones;

Miles de emociones

y miles de destellos.

IMG-20181109-WA0044

ZAPATOS NUEVOS

¡Ay, cómo duele!

Llevar zapatos nuevos

debería estar prohibido,

pues los roces sangrientos

en talones y juanetes

no se curan en poco tiempo,

y entonces también se aborrece

a los zapatos viejos.

Y quien dice zapatos,

dice también zapatillas,

y todo tipo de calzado.

Ahora bien, ¿cuál es la solución?

¡Los robots!

Tantos robots a nuestro servicio,

a nuestro alcance y disposición,

¿para qué, para traernos

comida, limpiar nuestra

casa y satisfacer incluso

nuestro ardor?

No, por favor.

Robots mejor para llevar

nuestro calzado nuevo

hasta hacerlo viejo;

y si se nos rebelan,

chancletazo al canto.

Y cantemos, limpiemos

y amemos con los nuestros,

que por algo nacimos

científicamente hechos

capaces de crear máquinas,

seres que no tienen

que sentir dolor de pies,

ni cansancio ni enfado.

IMG-20181112-WA0007

AGAIN NO ECHO GAME

She put down roots,

but she’s gone with the wind;

she is always on the ground,

but seems to be up in the air.

She’s barely a tree;

a bare, wise and precious wood.

And her branches are twisted,

and her leaves completely green.

Rain is what she drinks;

the sun is what dries her hair.

When she’s not wet anymore

she drinks all of the sun rays.

And she sings.

Oh, she sings everyday.

With all the colors from heaven.

And then the wind echo spares.

So you can hear that angelical tree.

Yes, you know better than I

that your roots can just fly to the clouds

and that your branches make the echo stay.

But it’s time to face the truth.

There’s no chance for me to be with you.

But, anyway, I won’t ever give you up.

I’ll be right here until the end of our time.

20181105_183934-02

Y NO VOLVERÁN

Érase una urna

de la que afloraba

vaporoso humo.

Era azul oscuro

con pizcas moradas,

y danzaba Bhutto.

por eso era espeso,

mas también ligero;

para realizar

solo movimientos

rápidos y lentos.

Pero hemos venido

a contar la historia

de la urna mora;

siempre atravesaban

su majestuosa

y fina ranura

de una forma no

muy respetuosa,

y antes, y tras esto,

la ocultaban manos,

las mismas que usaron

monstruosa fuerza

para entrar en ella.

¿Cuándo dejará

de repetirse esta

pervertida historia,

más acojonante

sin lugar a dudas

que cualquiera otra

vista en estas fechas?

20181023_213422-01.jpeg

Y EN LAS MADURAS

Érase una era

en la que las mesas

eran de madera

o pulida piedra,

en desconocido

y vivo planeta

con los adjetivos

de absortos poetas.

Demonios postrábanse

en sus escrituras,

a lienzo, a papel

y a fuego en la piel.

Y sus andaduras,

junto a las andadas,

siempre retractábanse

do’más deberían

unirse a las duras.

Pero las maduras

dejaban caer

en la cuenta duros

y simples monedas

para que, tal vez,

al ver las pequeñas

este triste gesto,

tomasen sin risa,

pues, la iniciativa

de romper el hielo

y juntarse a ellas

sin sumo interés.

Así, demostraban

las supuestas grandes

que su dignidad

(solo en apariencia)

no se trastocaba

al no defender

la comunidad.

Esta es la madera

de la que están hechas

falsas madureces

hartas de sus heces,

altivas, pesqueras

y tan altaneras.

20181021_165710-01

SIEMPRE SIGNIFICANTE

Pocas letras en la lectura

más temida del año.

Mucho saqueo en la explosión

menos viva del día.

Menos manos en la vil lumbre,

mucho más roja al fin.

Más química añadida al daño,

pocas vías de escape.

Demasiada poesía

para lo referente aquí.

Bastante cobardía

para hablar de los baños

de rojo y púrpura tintados

sin ser notados por los guías.

Algo de represión

oculta entre mil pantalones

guardando los horrores

lejos de leona y león.

Y muchas vueltas dando

para dar un significante

a mi oculto infierno de Dante

como significado.