NO LO LLEVO BIEN

Tanto tiempo,
pero tanto tanto,
llevo sin escribir en castellano,
que algo me temo
que habré perdido
casi todo el vocabulario.
Y ya no hablemos
de escribir en inglés.
Ahora miedo tengo
de no saber decir ni «yes».
Y porque nunca hice versos en francés,
que si no,
ya te digo yo
que para otra vez recordar,
habría de volver a nacer.
Menos mal que en otros
idiomas no hablo más
que para despedirme,
agradecer y saludar;
porque no quiero imaginar
lo que sería también
a estos tantos perder.
No; no llevo bien
esto de las pérdidas, no.
Esto de las pérdidas, yo
no lo llevo nada bien.

Mirando al tiempo de aún lúcidos relojes brillantes.

¿INOCENTE?

¡Hola!

No, esto no es una broma.

Solo que no me gusta

la gente que abandona.

¿Es esto, pues,

un «vuelvo»?

No sabemos de momento.

De momento eso no es.

De momento no volvemos.

Pero doy por hecho

que algún día, pronto tal vez,

o tal vez tarde,

con algo nuevo volveré.

SE TOCARÁ

Érase una zapatilla

que lloraba y descubría

el horizonte, más lejano

cada día.

Éranse unos botines

que acechaban y perseguían

al horizonte, más cercano

cada vida.

Vemos también

a los pantalones,

de vivos colores;

con grandes ambiciones

de sumergir las esculturas

dentro.

Y dentro

está la deidad

de un mundo semi-terrenal.

Esta hace con su arte

milagros

a tiempo corto y largo.

Y dicho horizonte, de ella está

a una distancia espacio-temporal

recientemente planeada.

Poco

a poco,

todo

se tocará.

SUCESIÓN DE HAIKUS RESULTANDO EN ESTROFAS, O ‘SERÁ NAVIDAD’

Unas lágrimas cristalizadas

pudriéndose lentamente

al carbón.

Esa hoguera blanca

dispara llamas negras

para las que no hay extintor.

Amiga, mira qué luna.

Y cómo las estrellas

brillan hasta morir.

Sé de más de una

que no hizo las tareas.

No lo van a conseguir.

Oye, al hilo de esto, hoy subo

varios haikus porque el lunes 2

no subí ningún poema.

Y este es otro distinto

para decir que es más fácil

de lo que pensaba.

Y este, otro ajeno a los anteriores,

para preguntar a los escritores

cómo publicar un libro sin morir uno pobre.

Volvamos a los más poéticos,

que esto que hago

es (un poco) poco ético.

Life in pink

is just faking films

with tattoo ink.

Qué supone un logro

si los dioses respaldan

tus fracasos.

Todo es bucle infinito

que entre vidas nada

por universos buscados.

Las noticias muy altas

hacen papilla mis oídos

que ya están estropeados.

Nena, das por hecho

que ellos

siempre estarán ahí.

«La mayoría HA decidido»

está bien dicho.

«La mayoría HAN», no.

Venga, sí, hablemos

de ortografía y gramática.

Aunque servirá cero.

Ahora ya no, de tema cambiemos.

Que me he enfadado,

y de impotencia llenado.

¿Cómo vas a celebrar

mis más amadas fiestas?

Este año miedito me da.

No te enfurruñes, espejo.

Como te decía el abuelo,

ya acabará la Sixtina cuando la acabe Miguel Ángel.

Ay, y las elecciones.

Disto mucho de estar al tanto,

pero al menos sí salió el más votado.

Y ninguna Jota me dice nada.

El miércoles le pregunto

a la de sede catalana.

Vamos ya despidiéndonos,

con esperanza de ser contratados

los que estamos tan parados.

Venga, podremos apañar

un buen mes el que viene.

Al fin y al cabo, será la Navidad.

FIN DE PARÉNTESIS

Convirtiéronse los azulejos

verdes en onírica casa.

Algo así como en época

moza sucedió con gris aseo.

Solo que ahora es desde estima alta.

Convrtiose también alguna calle

en gloria fresquita,

y alguna escuela

en escuela encendida

(que no chamuscada,

lo cual andan algunas espinas.

Otras siguen clavadas,

esperando el momento idóneo,

con incertidumbre,

y tal vez, como a veces ocurre,

se acaben ahogando solas, solo).

LIL’ ARRHYTHMIC RAFA SONG

Doobie-Ruby-duh!

Ar is up,

shining with the stars.

The bluest, warmest one,

next to his a-blue mom.

Oobie-doobie-rah!

Ar is down,

looking after us.

Mostly Bichi and Nan.

All objects start to sound.

Ruby-Ruby-yaah!

Old young Rafa got

what he was looking for.

Now Nani and Bichi’s lives

are happy forevermore.

Por el cuarto 17 de Octubre.

VIAJANTE SIN REMEDIO

Regresando al futuro

desde el pasado pasado,

para adelantarse al tiempo

de lo casi olvidado.

Y es que la demencia

es inevitable.

Cuando tú la llevas,

los tuyos lo saben,

aunque no quieran darse

con tus lagunas cuenta.

Ese es el mayor miedo

de los viajes en el tiempo.

Toda la vida

generando recuerdos

para un tanto después, disolverlos.

Poco a poco, no hay quien los salve.

Poco a poco se van desvaneciendo.

Eso en el mejor de los casos; en otros,

en cambio, te transportas pensando

que tu hijo es tu abuelo,

que tu amigo es un viejo;

o peor, un desconocido

con algún joven espejo,

que nos espera hasta que volvamos

y de nuevo lo recordemos.

Hasta que empiece a ser

por completo olvidado.

Olvidado por completo.

Y ya oigo a mi tía diciendo

que qué pesimista,

que qué oscuros versos.

Es lo que tiene ser

viajante sin remedio

de aqueste aún

no perdido tiempo.

PIPPO PRIMERO EN DÍA TERCERO

Sabía yo que si un lunes no escribía

se preocuparía mi tía.

Pues últimamente entra

siempre lo mismo;

cuento mi pereza,

en cinco minutos la publico,

y me voy de nuevo al destino.

Venga, haré hoy

algo distinto,

que por ahí me ha dado.

Pero, ¿qué puedo hacer

que no haya hecho antes?

Muchas cosas. A ver…

Saltar en paracaídas,

aprender a patinar en skate,

cumplir un objetivo marcado,

cantar rock n’ roll,

aunque eso mejor no,

que destrozo las oídas.

Ir al médico del olfato,

adoptar un perro o un gato,

mas, espera; que estoy desvariando.

Vamos a pensar que puedo hacer aquí.

Bueno, voy,

que soy

la que tiene el poder ahora,

sentada a escribir.

¿Qué cosas se pueden

hacer aquí?

Veamos: informar, avisar,

compartir, visibilizar…

Me gusta esto último.

Y, ¿a quién o qué puedo

dar visibilidad?

A otros poetas, tal vez.

Aunque no es que yo tenga

una gran cuenta.

De hecho, es más

bien pequeña.

Pero eso no importa.

Tengo en la cabeza

que algún día crecerá.

Y si no es en vida,

en el barrio chungo será.

¡YA LO TENGO!

Voy a compartir enlaces

a las cuentas y poemas

de los poetas

que me han seguido hasta ahora,

incluso a pesar del desastre

caótico que soy,

que siempre escribo

y publico lo mío,

y me desentiendo

en segundos dos.

Pero eso sí:

sí me entero

de los que estáis ahí.

Me entero y os lo agradezco.

O abrazo y os beso

sin virus, con corona,

y con gel del que no pringa.

Vale, comienzo

(los desvaríos, niña).

Este es el primer enlace,

y lleva a un mundo

lleno de maravillas.

Un vistazo echadle:

Pippo Bunorrotri

Gracias, Pippo, por empezar

y seguir en esta travesía,

con tales vueltas de tuerca

que ni en los videntes se confía.

Hala, continuará, algún día…

Ea

Miedo inesperado,

mentiras devueltas,

orgasmo inacabado

y esto casi olvidado.

Todo conformando

fin y comienzo del hacer.

Y hoy, ¿qué le envío

a mi tía?,

si esto es una porquería.

Pues haré lo de siempre:

sacaré la poesía

de metáforas imcomprendidas;

y ya, como mi tía me comprende,

se dará por aludida.

Así sea.

Así de cutre

como los lunes

en la cueva.

¡Ea!

PROCESOS

Maravilla sería

volver a ver esos versos

de aquella algarabía

visual y sonora

hasta los huesos

de todo beso;

hasta los centros

de todo cuerpo.

Mas, aquí habemos

de avanzar en vida

para que de la muerte el día

no nos durmamos sin conocimiento.

Por más razones y por esto,

del poema estos versos

son aún audibles y visuales,

mas no tan diversos.

Y aquí estamos, en proceso.

En proceso de cantar a los días;

en proceso de espantar al miedo.